¿Sabías que puedes comer grasas sin remordimiento?

28 Mayo 2019

Seguramente, muchos de nosotros nos hemos sentido culpables a la hora de comer, por ejemplo, una hamburguesa con queso y tocino, debido a todo lo que nos han advertido sobre los efectos negativos del consumo de alimentos altos en grasas.
Pero, ¿sabías que muchos alimentos saludables como la palta o el pescado también son altos en grasas? Sin embargo, el tipo de grasas que poseen, son las llamadas “grasas buenas”.
Las grasas buenas (conocidas comúnmente como Omega-3 y Omega-6) favorecen la absorción de vitaminas y minerales, ayudan a reducir el colesterol y promueven una buena circulación sanguínea; lo que es fundamental para proteger el sistema cardiovascular.
Por el contrario, las grasas saturadas (o “malas”) que se pueden encontrar, por ejemplo, en la carne de cerdo o en los productos lácteos (cuyo consumo deberíamos reducir sin ninguna duda), afectan la salud cardiovascular ya que, entre otros efectos negativos, elevan los niveles de colesterol.
La salud cardiovascular, por otro lado, puede verse afectada por la versión del gen NOS3 que poseemos. Producto de esto, algunas personas poseen un flujo sanguíneo reducido. Si a eso se le suman altos niveles de colesterol (que aumentan con el consumo de “grasas malas”), la situación puede ser peligrosa.
Como la genética juega un papel importante en la circulación sanguínea, te invitamos a conocer cómo utilizarla para mantener una buena salud cardiovascular, asociada a un mayor consumo de grasas “buenas”, y a la reducción de las grasas “malas”. Visita www.mygen.cl

Deja un comentario

Por favor, califica esta entrada*

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

MyGEN utiliza cookies para mejorar tu experiencia en nuestro sitio. Aprende más en nuestra Política de Privacidad.